Nuevas destrezas, nuevos periodistas

Con Internet la esencia del oficio periodístico sigue siendo el mismo: contar historias. El periodista sigue con la misma obligación de contar buenas historias; los principios del periodismo tradicional se mantienen, e incluso se refuerzan si cabe. Lo que cambia son las nuevas posibilidades y formas de contar historias que requieren el desarrollo de nuevas destrezas o habilidades por parte de los peristas. El entorno tecnológico es el que redefine el perfil y las habilidades de los periodistas.

Damon Kiesow, que fue editor en linea en The Telegraph en Nashua, New Hampshire, dice -en una entrevista recogida por clasesdeperiodismo.com- los siguiente sobre las nuevas habilidades que deben desarrollar los periodistas para ser más competentes:

Lo básico del periodismo no ha cambiado. Es obviamente importante que los periodistas entiendan cómo buscar, reportar y escribir, así como ser expertos en diversos temas, y cuando sea posible, en los tema que cubren principalmente. Las “nuevas” habilidades que necesitan aprender son las que le ayudan a hacer su trabajo mejor. Estas tienen que ser complementarias, no deben reemplazar a las básicas, a las cosas que normalmente hacemos. Esto lo digo porque parece que algunos suponen que aprender “nuevas” cosas quiere decir que dejen de lado las habilidades básicas. Lo cierto es que las nuevas herramientas y tecnologías tienen que ayudar a que lo que hacemos sea más fácil y mejor. Es decir, lo primero que necesitamos aprender es ‘abrazar’ el cambio. El periodismo ya no está anclado en los procesos industriales y los plazos. Ahora debemos tener plazos constantes e incrementar la competitividad en la web. Ahora necesitamos cambiar constantemente y nuestras organizaciones necesitan adaptarse al ambiente. Para hacer eso, los periodistas necesitan sentirse cómodos con la tecnología, necesitan querer experimentar nuevas herramientas, y necesitan querer aprender de los errores que cometan. Y necesitan hacer eso para poder identificar nuevas herramientas que los ayuden a hacer un mejor periodismo. Pocas personas en el 2006 identificaron Twitter como una herramienta periodística, y ahora están siguiendo los disturbios de Egipto a través de este espacio. Entendiendo esas tendencias y usando nuevas herramientas para comunicar a nuestra audiencia estas nuevas maneras de comunicación es una habilidad “nueva” clave para aprender